martes, 11 de agosto de 2015

Mi papel en mi comunidad “El aumento de la violencia en mi comunidad sus consecuencias y una posible solución para eliminarla.” _Mi proyecto integrador



Mi papel en mi comunidad


“El aumento de la violencia en mi comunidad sus consecuencias y una  posible solución para  eliminarla.”

María Cristina Ramírez Escobedo

Modulo Ocho

10 de Agosto de 2015




Uno de los fenómenos sociales que más ha afectado a mi comunidad ha sido la ola de violencia en que se ha vivido los últimos años, no solo en el delito sino también parece haber contagio en la población civil al verse desprotegida por las autoridades  que no hacían nada para salvaguardar la integridad de los ciudadanos, y por el contrario coludidos con la delincuencia, sometían y extorsionaban a la ciudadanía, o se hacían de la vista gorda.  Esta falta de estado de derecho hizo a las personas de mi comunidad entrar en desconfianza de todo, pues no sabías si los policías eran policías o delincuentes.

Muchos fueron los actos violentos de forma desmedida que muchas personas vivieron y vieron ,  ya que muchos colonos se daban cuenta como llegaban supuestas camionetas ministeriales a llevarse a sus vecinos que nunca volvían a ver,  o camionetas que abandonaban en plena madrugada llenas de cuerpos mutilados. La participación de jóvenes en estos hechos violentos era bastante evidente,  muchos dicen que obligados o deslumbrados por todo lo que los delincuentes les proporcionaban para hacerlos sentir con poder induciéndolos a la adicción para luego hacerse dueños de su voluntad y obligarlos a cometer los crímenes.

Todos estos sucesos trajeron un impacto muy fuerte a la sociedad de mi comunidad pues las extorsiones y el miedo llevo a muchos propietarios de negocios a cerrar y emigrar junto a sus familias, muchas personas quedaron sin empleo por estos hechos. Los delitos ahora son mas visibles y sin que nadie haga nada por detenerlos, Los niños, adolescentes y jovenes, estan demostrando admiración hacia la forma en que estos delincuentes se desenvuelven y adquieren bienes economicos y materiales, admiración que los está llevando a querer imitar los actos violentos que hacen los delincuentes.

Tal como arrojan los estudios de Médicos sin Fronteras sobre las afectaciones que tienen  en la salud mental de la población los altos índices de violencia,  parece  verse ya de manera normal que los niños, adolescentes, jóvenes y adultos quieran arreglar sus diferencias de forma violenta, ya no es solo la violencia doméstica o intrafamiliar ahora  vemos  casos de acoso estudiantil que  han llegado hasta provocar la muerte entre estudiantes,  políticos en las cámaras de diputados o senadores que han llevado sus diferencias hasta los golpes,  manifestantes en sus marchas que han agredido  establecimientos comerciales u oficinas gubernamentales, niños que juegan a ser secuestradores o violadores, etc.

Es importantísima la participación de la familia, maestros, autoridades estudiantiles y locales así como la participación de organismos no gubernamentales para lograr un verdadero cambio en la mentalidad de los niños, adolescentes y jóvenes, y  tener un presente sin violencia para  un mañana de paz.

Una inadecuada estimulación del juicio crítico y una pobre consejería de padres, profesores y profesionales respecto a las conductas que acarrean ciertos y serios riesgos, deja al adolescente abandonado al estímulo negativo de los medios masivos y a la influencia de su grupo de compañeros y amigos.

Cuando los padres tienen una presencia de calidad en la vida de sus hijas/os estos tienden a desarrollarse mejor en diversas áreas, tales como su salud física y mental, motivación al estudio, rendimiento académico, desarrollo cognitivo y habilidades sociales, mayor autoestima, menos problemas de conducta, mayor tolerancia al estrés, entre otras.
Desde la perspectiva de los propios padres, aquellos hombres que están involucrados en su paternidad presentan en promedio mejores indicadores de salud, tienen mayor probabilidad de estar satisfechos con sus vidas, de vivir más, de enfermar menos, de consumir menos alcohol y drogas, de experimentar menos estrés, de accidentarse menos, de tener una mayor participación en la comunidad.

La presencia activa y corresponsable del padre también suele ser positiva para las madres, quienes tienden a tener menos sobrecarga en las tareas de cuidado y domésticas y a incrementar su salud física y mental.

Algunos hombres padres de familia creen que la responsabilidad de la crianza de los hijos es única y exclusiva de la mujer, esto es un error  pues la participación de ambos es una obligación común  para el correcto desarrollo de los hijos. (Convención de derechos de los niños en su Art.18)

Tener fe y amor a Dios se ha vuelto una balsa de rescate para estos difíciles tiempos en que vivimos, pero es necesario conocer lo que dice el libro de la Biblia para llegar a conocer y sentir amor por Dios, este libro a quien muchos de nosotros nos cansa de tan solo pensar en llegar a comenzar a leerlo es un libro muy instructivo e interesante, como lo dice 
2Timoteo 3:16, 17  “Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas, para disciplinar en justicia, para que el hombre  sea enteramente competente y esté completamente equipado para toda buena obra”.

El libro de la Biblia está constituido por libros que fueron escritos desde antes y después del nacimiento de Jesucristo, y narra historias verídicas que se pueden comprobar, además podemos descubrir la relación que hay entre este libro y los ideales de algunos personajes importantes de nuestra historia y filósofos de todos los tiempos, así también de los famosos refranes o dichos que muchos de nosotros conocemos, y de los principios y preceptos de nuestras leyes, garantías y derechos.

Mi propuesta es promover el alimento espiritual entre la población sin importar la religión a que pertenezca. Pudiera incluirse el estudio de la Biblia y su aplicación práctica en la sociedad y diario vivir dentro de las clases de tutoría. Esto ayudara a la población joven a  comprender la finalidad de nuestra existencia y  que es posible encontrar una solución pacífica a nuestras diferencias, el intercambio de ideas y discernimientos entre los estudiantes en la comprensión y estudio de este libro puede mejorar también el uso que se le dé a la tecnología y medios masivos de comunicación.

No es necesario ser un profesionista para instruirnos en la Biblia y sacar de ella el mejor consejo para vivir en paz y armonía, pues en ella encontramos verdadero consuelo a nuestras angustias e incertidumbres, sobre todo en la etapa de la adolescencia,  tampoco es necesario que sea de una editorial en específico ya que  toda biblia tiene el mismo contenido.  Lo importante es destacar la interpretación que le de cada persona  y llegar a una conclusión, bien dicen que la verdad nos hará libres y no hay mejor libertad que la de las ataduras que nos ponen los miedos de la ignorancia, la seguridad que nos da el alimento espiritual no la encontramos en ninguna ley terrenal.
La promoción del estudio de la biblia debe ser de manera general pues es necesaria la participación de todos para la transformación completa.

La violencia  es una forma de ser que se genera desde el núcleo familiar, entonces es desde ahí donde debemos comenzar para que el cambio realmente suceda.  Si las familias optaran por dar un tiempo de estudio a la Biblia esto generaría el crecimiento de su unión y amor por Dios, por tanto su fe se vería fortalecida. Si científicos y filósofos desde la antigüedad y hasta en nuestros tiempos han admitido que existe una fuerza invisible que nos mueve a  los seres humanos, entonces la fe en Dios puede ayudarnos  a  dejar atrás las actitudes negativas.

Dar un buen ejemplo cristiano impacta directamente a los hijos desde los pequeños hasta los adolescentes, pero la constancia lograra que el cambio se mantenga permanente.
No hay una edad límite, desde pequeños hasta ancianos podemos estar adquiriendo conocimiento de manera constante,  que nos fortalezca nuestros valores espirituales y nos de la sabiduría para enfrentar las problemáticas que se nos presenten en nuestro diario vivir.



Mi cartel está dirigido a toda clase de persona con la finalidad de que se comprenda que si se tiene amor a Dios y se inculca el amor al prójimo dentro del núcleo familiar habrá paz afuera.

Referencias:
CONFLICTO y SALUD MENTAL: LAS HERIDAS INVISIBLES DE LA GUERRA, recuperado el 22 de Julio de 2015 de  http://www.semana.com/especiales/conflicto-salud-mental/

(2012), F. Aguayo, P. Correa y E. Kimelman,  ESTUDIO SOBRE LA PARTICIPACIÓN DE LOS PADRES EN EL SISTEMA PÚBLICO DE SALUD DE CHILE

(2008), UNICEF, Un mundo apropiado para los niños y las niñas, Convención sobre los derechos del niño, recuperado el 23 de Julio de 2015 de https://books.google.com.mx/books?id=ZagMvlPAaxMC&printsec=frontcover&hl=es