domingo, 26 de julio de 2015

DEL FORO DE CLASE_SEMANA TRES_Propuestas con Metodo

De mi investigación y participación 
en el foro de clase, desde la 
aplicación de las teorías.


Foro de clase: Propuestas con método
Foro de clase
Propuestas con método
El propósito de este foro es aplicar una de las teorías de explicación social para la comprensión de problemas contemporáneos de la sociedad y poder –a partir de ellas– elaborar propuestas de solución.
Investiga sobre el bullying en México y posteriormente escoge una de las teorías que estudiaste, con la que tengas más familiaridad, para luego interpretar desde esa teoría el tema.
El facilitador será quien modere y evalúe este foro a partir del siguiente planteamiento:

¿Qué método utilizaste para comprender el bullying?
Teoría comprensiva

¿Por qué seleccionaste ese método?
Porque se relacionan las acciones y reacciones de los jóvenes con su historia familiar  y el ambiente en que se desarrollan, detrás de un fenómeno social existen causas que lo generan y detrás de esas causas existe una historia o hechos que las originan, por tanto hablando del “bullying” que traducido al español es “acoso o intimidación” que es una conducta que el individuo aprende a través de sus progenitores, núcleo familiar y desarrolla en el ambiente que le rodea.
Y si nos vamos a la historia en general hablando de nuestro país este hecho ha sucedido generación tras generación, y se ha depositado en los sentimientos de sus habitantes como parte de la herencia de nuestros antepasados.

Desde la interpretación que hiciste ¿Qué acción crees que podrías realizar tú para disminuir el problema?
Como decía la madre Teresa de Calcuta “Si quieres que haya paz en el mundo entonces ve y da amor a tu familia”
Siempre he sabido que la enseñanza comienza en el hogar, y que la enseñanza se trasmite mejor con el ejemplo, es por eso que mi acción es  enseñarles el respeto al prójimo, estando al pendiente de sus estudios y amistades con quienes se rodean para orientarlos y aconsejarlos hacia realizar siempre buenas acciones y como enfrentar estas situaciones de acoso, darle a conocer los peligros a los que  los adolescentes y jóvenes se enfrentan hoy en día si se guían con violencia y aun cuando la situación los obligue a no desear delatar al agresor, deben tener el valor  para hacerlo por su bien y el de él.
En lo personal y en familia he comprobado que no existe mejor libro para aconsejar a los padres como educar y guiar a sus hijos como lo hace la Biblia, ya que este problema surge de los sentimientos del individuo agresor por la falta de amor y orientación.
Si todos aplicáramos la regla de oro  “Todas las cosas que quieren que los hombres les hagan, también ustedes de igual manera tienen que hacérselas a ellos” (Mateo 7:12). No tendríamos tanta violencia, o como decía la madre Teresa de Calcuta “Si quieres que haya paz en el mundo entonces ve y da amor a tu familia”
Hay muchas revistas en las que podemos los padres encontrar consejo de cómo enseñarles a nuestros hijos a actuar frente a los abusadores o acosadores, pero sobre todo el hacerles sentir que en su hogar siempre podrán encontrar seguridad y protección es muy importante como cita esta revista:
Los padres también han de enseñar a sus hijos desde temprana edad a saber tratar con los abusones. Por ejemplo, pueden ensayar con ellos cómo demostrar seguridad en sí mismos.
Incluso la postura —caminar erguido— envía un mensaje sutil que disuade a algunos acosadores. También es útil mirar directamente a los ojos, dejar las manos y los brazos relajados y hablar con voz firme. Los padres deben enseñar a sus hijos a marcharse cuando sea necesario, a evitar a los abusones y a pedir ayuda a un adulto de confianza, como por ejemplo a un maestro.
Para acabar con el acoso es fundamental educar a la familia. Los padres que dedican tiempo a sus hijos y escuchan con paciencia y empatía sus preocupaciones infunden en ellos la seguridad de que se les necesita, se les ama y se les apoya. Muchos profesionales en el campo de la crianza de los hijos y los problemas entre niños animan a los padres a inculcar en sus pequeños una opinión positiva de sí mismos. Esta actitud saludable los hace un blanco menos atrayente para los abusones.
Ahora bien, hablar con los hijos no es suficiente. Todos los miembros de la familia tienen que aprender a tratar a los demás con respeto y dignidad y a cultivar la cualidad de la empatía. Así pues, los padres no deben permitir la intimidación en su hogar. Este ha de ser un refugio seguro donde reinen el amor y el respeto. (2003), Despertad, Padres protejan a sus hijos,  págs. 8-11
Referencias para estudio y participación:

(2014), Visión Sociológica, ¿Cómo Pensar el Bullying?, recuperado el 22 de Julio de 2015 de